El secreto de las Islas Canarias

Todo en la pequeña isla de El Hierro respira paz y tranquilidad, un abrazo mágico de calma interior entre sus bellos paisajes volcánicos, el verde de sus frondosos bosques y sus fondos marinos espectaculares, que han convertido a la isla en un paraíso para buceadores de todo el mundo. Las reducidas distancias invitan a recorrer El Hierro en pocas horas disfrutando plácidamente de la amabilidad de sus gentes, el sabor de su gastronomía y sus extraordinarios paisajes. En cada rincón de este singular territorio declarado Reserva de la Biosfera se respira una atmósfera especial y se puede disfrutar de unas vistas espectaculares, como desde el mirador de La Peña, situado a unos 700 metros de altitud sobre el impresionante valle de El Golfo. A sus pies, una inmensa llanura cubierta de viñas y frutales desciende suavemente hasta el océano formando una bella estampa difícil de olvidar. Desde La Peña también se divisan los Roques de Salmor, santuario de lagartos gigantes endémicos de la isla que cuentan con un centro de recuperación que asegura su pervivencia como especie.